Las seis puntos claves para saber si un vino es de buena calidad

A continuación, seis consejos que te ayudarán a identificar si un vino está o no en buen estado.
A continuación, seis consejos que te ayudarán a identificar si un vino está o no en buen estado.

En el mundo del vino, no hay que ser un experto para saber si lo que se está tomando es un buen ejemplar. Algunos tips que te ayudarán a detectarlo.

El mundo del vino puede parecer abrumador, especialmente si eres nuevo en el tema. Si bien hay mucho que aprender sobre esta bebida, no es necesario ser un experto para saber si un ejemplar es de buena calidad.

La realidad es que, en Mendoza, la mayoría de los vinos son buenos y ricos pero en distintos niveles y sobre todo, lo que en general se aprecia es que la botella tenga una buena relación precio-calidad.

Más allá de lo dicho, existen unas reglas generales, consejos necesarios para identificar si un vino es de calidad o no.

Otra aclaración antes de comenzar, es que es importante tener en cuenta que el gusto del vino es subjetivo. Lo que a una persona le puede parecer excelente, a otra puede no gustarle tanto. Sin embargo, hay ciertos factores que puedes considerar al evaluar un vino para determinar si es de calidad o no.

El origen del vino

El lugar donde se produce el vino es un buen dato a tener en cuenta, sobre todo si hablamos de regiones específicas más aptas para determinados varietales o simplemente que están más de moda. Actualmente, el Valle de Uco, en Mendoza se impone al resto de las regiones sobre todo para la producción de Malbec, si hablamos de tintos y Chardonnay, si hablamos de blancos.

Los vinos son diferentes según la añada a la que pertenezcan.
Los vinos son diferentes según la añada a la que pertenezcan.

Si hablamos de manera global, las regiones vinícolas más famosas del mundo son Francia, Italia, España, California (EE.UU) y Argentina. Estas regiones tienen una larga tradición en la producción de vinos de alta calidad, y sus vinos son conocidos en todo el mundo.

Sin embargo, no todos los vinos de estas regiones son excelentes, pero es más probable que un vino producido en una región reconocida tenga una calidad superior a la de un vino producido en una región menos conocida.

El año de producción

La añada del vino se refiere al año en que se cosecharon las uvas. En general, cuanto mejor fue el clima durante ese año, mejor será el vino. Si un vino tiene una buena añada, es más probable que sea de calidad.

Hay que tener en cuenta que no todos los años son iguales. Incluso en una misma región, puede haber variaciones en la calidad de una añada a otra. Además, algunos vinos, como los vinos de guarda, pueden envejecer durante años y mejorar con el tiempo. Aquí una aclaración, no porque un vino sea de una añada mas antigua significa que va a ser mejor, es necesario analizar cuál es la curva de envejecimiento de ese ejemplar, ya que en muchos casos, vinos jóvenes por ejemplo, no poseen características de guarda.

El color del vino

El color del vino también puede decirte mucho sobre su calidad. Si el vino es tinto, un color más oscuro y profundo indica que el vino es más concentrado y probablemente más sabroso. Si el vino es blanco, un color más claro y brillante suele ser indicativo de una mayor acidez y frescura.

Cómo saber si un vino es de buena calidad.
Cómo saber si un vino es de buena calidad.

Por supuesto, hay excepciones a esta regla. Por ejemplo, algunos vinos blancos pueden tener un color más dorado debido a su envejecimiento en barrica de roble. En general, el color del vino no es el factor más importante para determinar su calidad, pero puede ser un indicador útil.

Huele el vino

El aroma es uno de los aspectos más importantes del vino. Un vino de calidad debe tener un aroma agradable y distintivo. Si el vino tiene un olor desagradable, como el olor a corcho, es probable que esté dañado. Un buen vino debe tener un aroma a frutas, flores o especias, dependiendo del tipo de uva y el proceso de elaboración. Es importante recordar que el aroma del vino puede variar según el tipo de uva, la región, la añada y la elaboración. Si eres nuevo en el mundo del vino, puede ser útil probar varios tipos de vino para acostumbrarte a los diferentes aromas.

Sabor

Finalmente, la prueba de fuego para determinar si un vino es de calidad es probarlo. Cuando pruebes el vino, hay varias cosas que debes tener en cuenta. Primero, debes evaluar la estructura del vino, es decir, cómo se siente en tu boca. Un buen vino debe tener una textura suave y aterciopelada, con un equilibrio adecuado entre los taninos, la acidez y el alcohol.

Además, debe tener un sabor intenso y complejo, con matices de frutas, especias u otros sabores distintivos. Si el vino tiene un sabor plano o aburrido, es probable que no sea de calidad.

Finalmente, cómo es el final del vino, es decir, cómo se siente el sabor en tu boca después de tragar el vino. Un buen vino debe tener un final largo y agradable, con un sabor persistente y equilibrado.

COMPARTIR NOTA