Vino francés: cada vez gana más valor en los mercados internacionales

Francia es el país que más gana con la exportación de vinos. Imagen ilustrativa.
Francia es el país que más gana con la exportación de vinos. Imagen ilustrativa.

Uno de los vinos más reconocidos del mundo alcanza máximos históricos en cuanto a valor en los mercados vitivinícolas extranjeros. Francia no es el país que más volumen vendió pero si el que más dinero ganó.

Francia siempre ha tenido un gran lugar en los mercados internacionales. Actualmente, el galardón se lo lleva por ser uno de los vinos que mejor cotiza en los mercados extranjeros. El país europeo es conocido como símbolo del buen vino y de las etiquetas más exclusivas que existen tanto por su cantidad de años como su vinificación.

Esto se debe a que el vino francés exportado en 2022 alcanzó su máximo histórico, con 12.283 millones de euros (+10,8 %), 1192 millones más respecto a 2021, que ya había marcado un récord en ese entonces. Sin embargo, el volumen exportado cayó un 4,5 % hasta los 1396 millones de litros, el segundo más bajo de los últimos 10 años, tras el de 2020.

El vino francés exportado en 2022  alcanzó su máximo histórico, con 12.283 millones de euros.
El vino francés exportado en 2022 alcanzó su máximo histórico, con 12.283 millones de euros.

El precio medio del vino francés exportado no deja de subir y se sitúa ya en los 8,80 €/litro (+16 %), el precio más elevado de la serie histórica y muy superior al del resto de principales proveedores internacionales”, declara el exhaustivo informe que ha realizado el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) sobre esta bebida.

El vino francés en aumento

Las ventas al extrajero sitúan a Francia como líder mundial en términos de valor, muy por delante de la facturación obtenida por otros países del continente europeo como Italia y España, dos de los cuales han exportado mucho más vino que este país en volumen.

Si discriminamos por tipo de vino, todos los vinos franceses subieron de precio a doble dígito respecto al 2021 en el que ya se encarecieron. Sólo el espumoso creció en volumen y el a granel fue el único vino que generó menos valor. El vino envasado lideró las exportaciones, seguido del espumoso, que ha sido el vino que más ha crecido en lo que llevamos de siglo.

Venta de vino envasado. Imagen ilustrativa.
Venta de vino envasado. Imagen ilustrativa.

En estos últimos años Francia ha perdido unos 100 millones de litros en exportación de vino, aunque ha más que duplicado su facturación debido a la evolución de los vinos con mayor valor añadido, a precios más altos. Francia exportó vino a cerca de doscientos mercados mundiales en 2022. Entre los quince primeros, sólo China y Hong Kong cayeron en términos de valor, mientras que Países Bajos y Hong Kong fueron los únicos que bajaron de precio.

Sin embargo, entre los quince principales destinos en volumen, sólo cinco muestran una evolución positiva (tres de estos cinco crecieron menos del 1 %). Estados Unidos, Alemania y Reino Unido cayeron más que la media en volumen, aunque repiten como principales mercados. Sin embargo, todos crecieron en valor, sobre todo Estados Unidos, donde los vinos franceses no sólo se han recuperado de la crisis sufrida tras los ‘Aranceles Trump’ y la pandemia, sino que alcanzaron máximos históricos en términos de valor.

COMPARTIR NOTA