Los cinco pasos claves para realizar el descorche perfecto

. Elegir el sacacorchos adecuado puede marcar la diferencia entre una experiencia sin complicaciones y un desafío en el que corchos rotos.
. Elegir el sacacorchos adecuado puede marcar la diferencia entre una experiencia sin complicaciones y un desafío en el que corchos rotos.

Abrir una botella de vino no es un arte ni se necesita ser un somelier experimentado, pero estos consejos te ayudarán a agilizar y perfeccionar el momento de no pifiar al destapar el vino.

Cuando nos disponemos a abrir una botella de vino, es esencial tener el elemento fundamental: el sacacorchos. Elegir el sacacorchos adecuado puede marcar la diferencia entre una experiencia sin complicaciones y un desafío en el que corchos rotos, luchas con la botella e incluso cápsulas desgarradas pueden ocurrir. Para garantizar un descorche sin problemas, debemos considerar algunos consejos clave.

Para la mayoría de las botellas de vino con tapones de alcornoque, un sacacorchos de dos tiempos de buena calidad es suficiente. Asegúrate de que el espiral del sacacorchos sea confiable, ya que los modelos baratos pueden romperse al abrir muchas botellas, lo que resulta en fragmentos de corcho atrapados.

Sacacorchos de lámina.
Sacacorchos de lámina.

1. Sacar la cápsula

La cápsula es la cubierta que rodea el tapón de muchas botellas de vino. Puede ser de diferentes estilos, pero no influye en el sabor del vino. Para retirarla adecuadamente:

Utiliza la navaja o cuchilla que generalmente se encuentra en la parte superior de tu sacacorchos de dos tiempos.

Realiza un corte semicircular en la cápsula, justo debajo del segundo gollete de la botella.

Luego, haz un corte horizontal para que la cápsula esté lista para ser retirada fácilmente.

Si la cuchilla de tu sacacorchos está desafilada, afílala o considera reemplazar el sacacorchos.

2. Clavar el espiral del sacacorchos correctamente

Para una extracción eficiente, clava el espiral de forma centrada. Sujeta el sacacorchos de manera que tu dedo índice sostenga el tirabuzón, lo que facilitará llevarlo al centro del corcho en línea recta. Evita introducir el sacacorchos de manera inclinada, ya que esto puede provocar la rotura del corcho.

3. No hundir hasta el final

Gira el tirabuzón hacia el interior, dejando una pequeña porción del espiral afuera del pico de la botella para evitar perforar el corcho por completo. Llevar el espiral hasta el final podría complicar la extracción del corcho.

Sacacorchos, imagen ilustrativa.
Sacacorchos, imagen ilustrativa.

4. Extracción en dos tiempos

Una vez que el espiral está en su lugar, la extracción del corcho se hace en dos tiempos, aprovechando los dos tiempos del sacacorchos. Al llegar al tramo final, es útil utilizar la mano para evitar ruidos innecesarios, especialmente en un entorno donde se busca mantener el silencio, como en un restaurante. Además, esto ayuda a evitar derrames si la botella está demasiado llena.

5. Retirar el corcho

Una vez que el sacacorchos con el corcho está fuera del cuello de la botella, quita manualmente el corcho de la espiral. Después, limpia el cuello de la botella con una servilleta de cristal o de servicio para eliminar cualquier residuo de corcho o polvo que pueda haber quedado.

Seguí leyendo:

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA