Qué es la maceración carbónica y qué tipo de vinos produce

Maceración del vino, cómo es la técnica.
Maceración del vino, cómo es la técnica.

Es un proceso clave en la elaboración de vinos y continúa siendo un distintivo en la creación de productos con ciertas características.

La técnica de la maceración carbónica, un método vinícola con raíces históricas, continúa siendo un distintivo en la producción de ciertos vinos, ofreciendo perfiles aromáticos y gustativos únicos.

Científicamente documentada por primera vez en 1872 por Louis Pasteur, esta práctica se modernizó en el siglo XX gracias a Michel Flanzy y su hijo Claude, pioneros en su estudio y puesta en marcha.

En España, la maceración carbónica ha sido tradicionalmente empleada en regiones como Rioja Alta y Rioja Alavesa, especialmente con la variedad Tempranillo. Inicialmente, fue la única forma de elaboración de vinos en España hasta la introducción de métodos franceses en el siglo XVIII.

El proceso se divide en dos fases: la fase anaeróbica inicial, donde los racimos se someten a fermentación intracelular en un ambiente de dióxido de carbono, y la fase de fermentación alcohólica tradicional, que sigue la maceración y separa el mosto de las partes sólidas.

Maceración del vino, imagen ilustrativa.
Maceración del vino, imagen ilustrativa.

Qué características tienen los vinos con maceración carbónica

Los vinos de maceración carbónica destacan por su ligereza, baja acidez y contenido de azúcar, con un intenso color violáceo y aromas frutales potentes. Aunque son pobres en polifenoles, su atractivo reside en su suave paso por el paladar y su consumo principalmente joven.

Aunque la técnica se asocia principalmente con vinos tintos, también puede aplicarse en la elaboración de rosados y blancos, con una duración de maceración más corta.

Una técnica que fusiona tradición e innovación.
Una técnica que fusiona tradición e innovación.

La maceración carbónica sigue siendo relevante en la vinicultura contemporánea, permitiendo a viticultores y enólogos explorar nuevas dimensiones en la expresión de los vinos.

Esta técnica, que fusiona tradición e innovación, ofrece vinos frescos y expresivos, destacando en el panorama vinícola actual.

Para el enólogo Fernando Losilla, lo interesante de los tintos por maceración carbónica que produce actualmente la Argentina, es que “ofrece un tipo de vino diferente desde el punto de vista de la frescura y de sus aromas, porque es mucho más frutal y de una estructura tánica menor. Eso hace que pueda genera un gran atractivo, sobre todo en el consumidor más joven que quiere descubrir un tipo diferente de vino”.

Seguí leyendo:

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA