Bodega Dal Borgo: pasión por el vino y su entorno natural

Este proyecto familiar, situado en Salta, nació a inicios del 2017. Se caracteriza por la búsqueda de una mayor conexión con la naturaleza, junto al gran potencial de los Valles Calchaquíes para el cultivo de la vid.

Bodega Dal Borgo se encuentra inmersa en un paisaje montañoso de la provincia de Salta, a 1700 m.s.n.m, en el piedemonte de las Sierras de Quilmes en Animaná. Con una superficie cultivada de 20 hectáreas, sus viñedos están conformados por cinco cepas: Torrontés, Sauvignon Blanc, Malbec, Tannat y Cabernet Franc.

La bodega trabaja para producir los mejores vinos con el mínimo impacto posible sobre el entorno que la rodea, “al lado” de la naturaleza y teniendo a la sustentabilidad como pilar fundamental.

Del mismo modo, se prioriza el equilibrio natural del ecosistema, utilizando riego por goteo para maximizar la eficiencia en el consumo del agua, cuidando este recurso y apostando por el trabajo manual y personalizado.

El alma de los Andes

Sus vinos de altura, elaborados a partir de viñedos propios, llevan por nombre Almandino, un mineral de la familia de los granates con gran protagonismo en su terroir, que representa la riqueza de la naturaleza y el espíritu de los Andes Centrales.

La bodega cuenta con dos líneas de vinos:

  • Almandino Joven, compuesta por varietales Torrontés, Sauvignon Blanc, Malbec Rosé, Malbec, Cabernet Franc y Tannat.
  • Almandino Reserva, compuesta por un Malbec 2017 y un blend Cabernet Franc-Tannat 2018, ambos con paso por barrica.

Enoturismo en Dal Borgo

A fines del año 2021 la bodega abrió las puertas de su visitor center, donde el visitante puede vivir una experiencia espléndida recorriendo los viñedos, descubriendo la elaboración de sus vinos y degustando cada Almandino mientras disfruta del paisaje que la rodea.

Para conocer más:

COMPARTIR NOTA